Cómo reconocer y prevenir las Enfermedades Respiratorias

0

respiratiriosEste post será muy útil para muchas mamas que se asustan cuando llega el invierno, y ¿por que?, por las famosas enfermedades respiratorias que muchos niños sufren cada año y que también, nosotros como tens, lo vemos muy muy muy seguido en consultorios, sapus y servicios de urgencia en los hospitales.

Al llegar el invierno también llegan las enfermedades respiratorias que tanto preocupan a los papás. Para prevenir el contagio de cualquiera de ellas, es muy importante mantener ciertas normas de higiene, como lavar las manos en forma frecuente, utilizar pañuelos desechables y botarlos luego de su uso, limpiar bien todo topo de cubiertas posiblemente contaminadas y taparse la boca al toser y estornudar. Es muy importante no administrar ningún tipo de medicamentos sin prescripción médica y tener especial cuidado con los antibióticos, pues su uso indebido podría causar complicaciones. Conozcamos las afecciones más comunes en los niños y los síntomas que las caracterizan.

Gripe o Influenza

Es una infección de las vías respiratorias, de carácter viral, que en la mayoría de los casos produce hiperpirexia (sobre 40º), tos, fatiga general, cefalea (Dolor de Cabeza) y músculos. Es de comienzo brusco y se transmite por contacto directo mediante gotas de saliva que se diseminan en el aire al hablar, toser o estornudar y también a través de las manos u objetos contaminados con el virus como teléfonos, juguetes, etc. Por ello se debe evitar los ambientes húmedos, fríos, cerrados y con mucha gente pues el virus persiste durante horas. Cada año surgen nuevas epidemias, pues el virus se va modificando, por lo que su prevención varía cada vez.

Neumonia

Es una infección pulmonar que puede ser producida por virus o, generalmente, por una bacteria denominada neomococo.

Sus síntomas más comunes son tos, fiebre y dificultad respiratoria, además de dolor abdominal, puntadas en el costado, vómitos, escalofríos y expectoración.

En lactantes, se manifiesta con aleteo nasal, hundimiento debajo de las costillas, quejido y rechazo al alimento.

Entre sus complicaciones existe el riesgo de apnea y paro cardiorespiratorio. Ante estos síntomas, se recomienda acudir cuanto antes a un centro médico para recibir el tratamiento adecuado y en niños menores de 3 años, hospitalizar, para evitar secuelas importantes, que pudieran aumentar a futuro el riesgo de nuevas infecciones.

Resfrio Común

Sus síntomas más característicos son el decaimiento, estornudos, dolor de garganta y congestión nasal. En ocasiones puede presentar tos seca y fiebre (de 38º a 40º). En lactantes podría afectar el sueño y disminuir su apetito. Tiene una duración de 2 a 5 días y no existe tratamiento para combatir la enfermedad, sino sólo para aliviar los síntomas. Se recomienda guardar reposo y protegerse de los cambios de temperatura, además de ingerir abundante líquido. Por ser una enfermedad viral, no deben suministrarse antibióticos. Sus complicaciones más frecuentes son la otitis, la faringoamigdalitis y la laringítis.

Otitis media aguda

Por lo general, corresponde a una complicación del resfrío común. Consiste en una inflamación del oído medio y la trompa de eustaquio, que puede afectar uno o ambos oídos. Sus síntomas son: fiebre, dolor intenso en el oído y a veces supuración y dificultad para escuchar.

Los lactantes pueden manifestar irritabilidad a causa del dolor. Para aliviarlo se recomienda aplicar calor local y NO poner “Tapones”. Requiere tratamiento con antibióticos, por lo que debe acudir a un médico.

Share.

About Author

Deja un comentario